Noticia publicada el 17 de julio de 2019, en Moncloa.com.

La cúpula de la Unión Europea toma forma. Y España tendrá una posición de peso durante esta legislatura. Los 54 eurodiputados españoles ocuparán un papel relevante en la dirección que tome la UE durante los próximos cinco años. Son muchas las caras nuevas que han cruzado las puertas de la Eurocámara tras las elecciones del 26 de mayo. Desde la primera latina que pisa el Parlamento Europeo hasta el enviado de Aznar para tomar los primeros contactos con ETA.

Por primera vez en la historia, una latina ocupará un asiento en el Parlamento Europeo. Se trata de la socialista Mónica Silvana. Es argentina, nació en Buenos Aires y sus primeros pasos en la política los dio en Alcalá de Henares, donde estuvo como concejala cuatro años (2007-2011); hasta que dio el salto a la Comunidad de Madrid en 2015. Abordó los titulares por impulsar iniciativas como promover el derecho a voto entre las personas con discapacidad intelectual. Algo que ahora pretende elevar a las instancias europeas de la mano de su grupo parlamentario.