Por primera vez, una delegación de diputadas del Congreso argentino intervino en la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo, en una iniciativa impulsada por la eurodiputada del Partido Socialista, Mónica Silvana González, de origen argentino, y la eurodiputada Lina Galvez, ambas del PSOE de Espana.

Las legisladoras Jimena López, Gabriela Estévez, Sofía Bombrilla y Lorena Matzen dieron a conocer la lucha del movimiento feminista argentino para que se legalice el aborto en el país, y solicitaron a la eurocámara que apoye institucionalmente el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que probablemente se aborde en el Congreso Nacional este año.

“La pelea que llevamos adelante por el derecho al acceso del aborto legal y gratuito, y en el hospital, es una pelea de profundización de la democracia”, afirmó la diputada del Frente de Todos, Gabriela Estévez, quien solicitó a sus pares europeos que declaren de interés el proyecto legislativo de legalización del aborto. Por su parte, la diputada de la Unión Cívica Radical, Lorena Matzen, afirmó que “la lucha por el avance de la igualdad y equidad debe ser transnacional y transversal a las ideologías políticas”.

Además de la intervención en la eurocámara, las cuatro diputadas argentinas compartieron un desayuno de trabajo con legisladoras y legisladores de varios grupos del Parlamento Europeo, con el lobby europeo de mujeres, y con representantes de las políticas de desarrollo de la Comision Europea, pidieron que los fondos se han utilizado para impulsar proyectos de la agenda feminista en América Latina.

“Los colectivos feministas de Argentina han demostrado un compromiso y una militancia incansables para defender los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, y se han vuelto un ejemplo de lucha aquí en Europa”, afirmó la eurodiputada Silvana González sobre la iniciativa de invitar a sus colegas al Parlamento Europeo. “Con esta primera reunión damos un paso inicial para tejer una red de colaboración entre América Latina y la Unión Europea en defensa de la agenda feminista y, concretamente, para que se vote la legalización del aborto”.