Entrevista publicada el Lunes 30 de marzo de 2020, en el medio «El Perfil»

La dirigente del PSOE alerta sobre el impacto del coronavirus en la Unión Europea. Y elogia a Alberto Fernández: «Son muy afortunadas las medidas que está tomando».

Europa se encuentra acorralada por el Covid-19. Italia y España, donde este lunes 30 de marzo se registraron 812 muertos, frente al récord de 838 del domingo, son los países más afectados del mundo. A la crisis sanitaria se le sumará una posterior crisis económica y geopolítica. En una comunicación por videollamada con PERFIL, Mónica Silvana González, eurodiputada del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), explica cuáles son las medidas implementadas por el gobierno de Pedro Sánchez y elogia a Alberto Fernández.

¿Por qué le afecta tanto a España esta crisis del coronavirus? – Esta crisis no conoce de territorio ni de ideologías, está afectando a todos por igual. Quizás en unos países, con una población más joven, pueda tener un impacto menor, y en otros con una población un tanto más envejecida, como es el caso de España, puede tener una implantación mayor. Esto es una crisis mundial y está atacando fundamentalmente a los países europeos, porque han tenido mucha relación con China.

Pedro Sánchez dijo que lo peor está por llegar, ¿Cómo se están preparando para eso? -Creo que en estos días estaríamos alcanzando el pico de mayor contagio. Es el peor momento porque se juntan los previamente contagiados, que aún no salen de los hospitales por no tener el alta, con los nuevos infectados. El gobierno tomó medidas muy importantes. Las trabajadoras del servicio doméstico tendrán una ayuda de cobertura de fondo de desempleo, porque obviamente es un sector muy débil en el cual trabajan muchas mujeres inmigrantes, entre ellas también argentinas. Otra medida que estamos buscando es extender la suspensión del pago de los alquileres para los arrendatarios por tres meses, así como ya se hizo con la hipoteca para aquellas personas justificadas, como las que han sido despedidas. Quizás no tuvimos esa disciplina, que sí tuvieron los países asiáticos como China, de cumplir a raja tabla el confinamiento. Pero no debemos buscar culpables, lo que debemos hacer es fijarnos como ser estrictos con las medidas que se han tomado. No obstante, creo que la solución definitiva va a venir cuando los investigadores den por fin con una vacuna.

– ¿Cómo está reaccionando Europa? – Creo que la Unión Europea, quizás no del todo como queremos y como pedimos desde España, está reaccionando y se está movilizando. La mayoría de los países ya han decretado medidas de confinamiento para frenar esta catástrofe sanitaria. La Unión Europea está tomando medidas para crear corredores verdes, que se puedan seguir manteniendo el abastecimiento de los alimentos y los productos sanitarios. Luego está el tema del dinero. No solamente desde el punto del déficit, sino también generar bonos de deuda para paliar esta crisis. Alemania ya lo está haciendo, endeudándose para solventar pymes y pagar seguros. El tema es qué salida le damos a partir de ahora: solo apoyar a las empresas, o con dinero directo a la ciudadanía.

-Cuando esto termine, habrá que afrontar una crisis económica y geopolítica, ¿cómo debería hacerlo Europa? -Esta crisis dejará consecuencias económicas, aumento del desempleo y una recesión económica terrible. Lo que pedimos es un anillo más en la protección social. Un seguro de desempleo único en Europa, que sea compatible con el seguro de desempleo que algunos países miembros ya tienen, y un salario mínimo europeo. La primera, con esta crisis del coronavirus, este más cerca de conseguirse, porque hasta las posiciones más radicalizadas de derecha, se muestran estos días más dialogantes. Una cobertura mínima de ingresos siempre es criticada por los países nórdicos, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Porque ellos dicen, con buenos argumentos, que sus salarios están por encima de lo que se ponga. Estas dos cuestiones son fundamentales para construir esta Europa social que necesitamos. Europa no puede ser solamente un mercado común de mercancías.

– ¿Cree entonces que la UE saldrá fortalecida? -Europa no se puede permitir que en Rumania no exista ningún tipo de seguro, o que en Finlandia tengan un seguro de hasta tres años. Estas desigualdades no pueden pasar. Europa es una potencia, y, por tanto, se basa en un espíritu de solidaridad en que todos estos recursos que existen se deben repartir según las necesidades de cada país. Creo que sí va a salir fortalecida. Pero puede salir fortalecida una vez más para los ricos, para la Europa rica de las grandes empresas, o con ayudas y medidas sociales que vayan directamente a la población.

– ¿Cómo observa lo que hace Alberto Fernández en Argentina? -Creo que son muy afortunadas las medidas que está tomando. Y con mucho tiempo antes, cosas que quizás no se hizo en Europa porque no se sabía. Argentina está tomando, al igual que otros países de Latinoamérica, medidas muy drásticas que obligan a la población a responder para lograr que el virus no se implante como en Europa, y creo que están siendo efectivas. Un dirigente político debe adelantarse a los acontecimientos. Alberto Fernández y su equipo lo están haciendo.